NOTICIAS DE LA INDUSTRIA PETROLERA
¿ESTÁ EN DECLIVE LA OPEP?
junio 8, 2017

Muchos técnicos y analistas coinciden en que aunque ha perdido fuelle, a la Opep aún le queda un poco de influencia en el corto plazo sobre el precio del petróleo.

Pero para que el cartel sea exitoso tiene que controlar gran parte de la producción y pese a concentrar el 81% de las reservas mundiales de crudo, la OPEP sólo maneja en la actualidad alrededor del 40% de las exportaciones.

Y tan es así que para muestra la semana pasada la OPEP acordo extender el acuerdo sobre una restricción de la oferta que no obtuvo el resultado esperado: el precio ha caído cerca de un 5%.

Pero, ¿Cómo comenzó la historia?

Fundada en 1960 por Venezuela, Irán, Irak, Kuwait y Arabia Saudita, la Organización de Países Exportadores de Petróleo nació para defender los intereses de los países productores de crudo en tiempos en los que el precio del barril no superaba nunca los $27 y la industria estaba controlada por un grupo de compañías estadounidenses y europeas conocidas como las “7 hermanas”.

Resultado de imagen para el declive de la opep

Una década después, la organización había crecido hasta contar con 14 miembros y empezó a comportarse como un cartel. Comenzó a hacer acuerdos y pactar límites a la venta de crudo para que su valor se incrementara…. y lo consiguió, el precio del barril subió por encima de los 50 dólares.

Estas naciones que no tenían mucha influencia internacional por sí solas, ya que todas pertenecían a lo que se denomina “tercer mundo”, juntas podían hacer tambalear los mercados de todo el planeta, y hubo un par de muestras de ello.

El objetivo de la OPEP siempre fue aumentar el precio del petróleo. Y lo logró: el barril de crudo se llegó a vender por más de 150 dólares el barril. Pero este sistema de mercado está dejando de funcionar en la forma que habitualmente lo había hecho y ya su control sobre los precios del petróleo a nivel mundial ha perdido mucha influencia.

¿Y cuál es la nueva historia?

Pero los altos precios lejos de beneficiar a los productores Opep ha terminado perjudicándoles ya que han logrado hacer aflorar nuevas tecnologías que han venido a hacerle competencia al cartel, como por ejemplo el fracking o fracturación hidráulica.

Los pozos de petróleo convencionales se forman a lo largo de millones de años. La materia orgánica que queda atrapada bajo tierra se descompone, transforma y, con el paso de los años, se filtra a través de las grietas naturales de la roca hasta ascender a un nivel más cercano a la superficie.

La fracturación hidráulica consiste en ahorrarse gran parte de esta última etapa, ya que inyecta agua mezclada con sustancias químicas a alta presión en la roca madre. Así, se crean fracturas que liberan el crudo.  Pero esta tecnología era cara y un petróleo barato no la hacía rentable.

En cambio, cuando la OPEP consiguió incrementar el precio, también provocó de forma indirecta que invertir en la fractura hidráulica valiera la pena, y los productores norteamericanos vieron la oportunidad de producir con esta nueva técnica que la tecnología les daba la oportunidad de utilizar.

El mercado se llenó de inventarios, los precios bajaron y los paises del cartel comenzaron a tener serios problemas en sus economías domésticas, lo que los llevó a concretar un acuerdo, junto a algunos paises No Opep, para recortar la producción y reducir los inventarios.

La producción de esquisto bajó considerablemente y los pozos cayeron en desuso porque con precios de 30 dólares los productores no iban a obtener beneficios. Pero cuando el precio sube, estos pozos se volvieron rentables.  Entonces caemos en un circulo vicioso ya que en cuanto la OPEP hace un acuerdo para intentar estabilizar el precio, y estos suben, entran nuevos productores tradicionales y los pozos en desuso de esquisto vuelven a reactivarse, o sea que sin quererlo, la Opep crea su propia competencia.

La situación es compleja porque la organización necesita encontrar un equilibrio: un precio muy alto creará más competidores y uno muy bajo, seguirá haciendo daño a sus economías altamente dependientes del petróleo.  Y si a esto sumamos las grandes diferencias e intereses entre los diversos paises que conforman el cartel, la situación es aún peor.

Y como ejemplo citamos que Libia y Nigeria han sido exonerados de recortar su producción.  Irán necesita producir más para volver a recuperar mercados perdidos por los años del bloqueo económico, pero Venezuela necesita que la producción se recorte, primero porque no está en condiciones de subirla actualmente y segundo porque le conviene precios altos debido a los grandes conflictos políticos y sociales que padece actualmente.

Todas estas razones hacen difícil que la Opep sea capaz de mantener esos acuerdos por más largo tiempo y esas diferencias han hecho que pierdan la influencia que tenían antaño como cartel controlador casi exclusivo de los precios del petróleo.

Es muy difícil que la OPEP vuelva a “cartelizar” la industria porque hoy hay muchísimos productores en el mundo ajenos a la organización y actualmente los Estados Unidos ejerce una influencia muy grande en los mercados petroleros y tiene intereses que se contraponen a los del cartel.

Suscríbete a nuestro boletín

Mantente informado de lo que sucede en la Industria Petrolera Mundial

Suscríbete a nuestro boletín y mantente informado

Copyright © La Comunidad Petrolera. Todos los Derechos Reservados

Copyright © La Comunidad Petrolera. Todos los Derechos Reservados